Taller de técnicas de relajación

La relajación es un estado subjetivo por el que la persona siente alivio de la tensión o el agotamiento. Durante dicho estado los músculos se encuentran flojos y/o los pensamientos son sosegados, moderados o incluso placenteros. Se ha demostrado conexión que existe entre los músculos y los pensamientos, por lo que puede inducirse un estado aparentemente general de relajación, usando métodos fisiológicos o psicológicos.

Tradicionalmente la relajación se ha utilizado en las sesiones de terapia psicológica de todas aquellas personas que acudían aquejadas de algún trastorno de ansiedad. Sin embargo, se ha demostrado que sus beneficios terapéuticos van más allá, observándose su utilidad en personas que sufren problemas relacionados con la tensión, tales como insomnio, hipertensión, dolores de cabeza por tensión, asma bronquial y tensión general. Los métodos de relajación se utilizan también como tratamiento complementario en muchas otras condiciones, como por ejemplo la ansiedad de hablar en público, fobias, ansiedad intensa, síndrome de colon irritable, enfermedades psicosomáticas, úlcera gástrica, dolor crónico y disfunciones sexuales.

Por otro lado, de forma general las técnicas de relajación son eficaces como medida preventiva para proteger a los órganos del cuerpo de un desgaste innecesario, y especialmente a los órganos implicados en las enfermedades relacionadas con el estrés, así como mejora el sistema inmunológico. Por lo tanto, es recomendable que todos tengamos estas herramientas disponibles para proteger nuestra salud antes de que se produzca alguna patología orgánica asociada al estrés. Facilita el bienestar emocional ya que permite que el pensamiento sea más claro y eficaz y alivia estados emocionales negativos como el miedo y la ira.

Durante el taller se pondrán en práctica diferentes técnicas que facilitan poder alcanzar ese estado de relajación y bienestar.

La primera de estas técnicas consiste en el control adecuado de la respiración. El objetivo de las técnicas de respiración es facilitar el control voluntario de la respiración y automatizarlo para que pueda ser mantenido en situaciones de estrés, manejando la activación fisiológica propia de estas situaciones. El ritmo actual de vida favorece la respiración incompleta que no utiliza la total capacidad de los pulmones, por lo que con estas técnicas se busca aporta al organismo el suficiente oxigeno para nuestro cerebro.

La segunda fase del taller consiste en aprender a discriminar las sensaciones de tensión y relajación de forma que la persona pueda eliminar las contracciones musculares y experimentar una sensación de relajación profunda. Esta técnica se denomina Relajación Progresiva y busca provocar una tranquilidad mental al suprimir progresivamente dichas tensiones musculares.

Por último, el entrenamiento va dirigido al aprendizaje de la relajación denominada Autógena. Durante la puesta en práctica de estos ejercicios, se interiorizan usa serie de órdenes, a modo de claves, y se condicionan el cuerpo y la mente a llegar a un estado de relajación a través de la sugestión.

  • Taller de una hora semanal.
  • Horarios personalizados. Pregúntanos.
  • 45 euros/mes.

Category : Eventos Posted on mayo 30, 2011

Comments are closed.