MEDICINA NATURAL Y TRADICIONAL CHINA

ACUPUNTURA

La Acupuntura dentro de la Medicina Tradicional China (MTC) quizá sea la práctica más conocida y su aplicación más habitual, consiste en la inserción de agujas en puntos concretos del cuerpo

Es una técnica muy poderosa en el tratamiento de todo tipo de enfermedades que concibe al hombre como un todo.

Bajo esta concepción del individuo cualquier parte del cuerpo puede tratarse desde cualquier zona, hay que diagnosticar en que canal se manifiesta la alteración y elegir la zona y los puntos a utilizar para movilizar esa energía retenida.

La Acupuntura es aplicable a cualquier enfermedad, aguda o crónica y puede ayudar al 90% de los pacientes, salvo para patologías que requieran una intervención quirúrgica (obviamente, una apendicitis requiere una cirugía urgente o en una fractura ósea habrá que acudir a un traumatólogo directamente, aunque luego podamos recurrir a la acupuntura para ayudar al proceso de recuperación y para tratar los síntomas derivados del proceso).

Técnicas de acupuntura

Hay numerosas técnicas de acupuntura transmitidas a través de los años de generación en generación dentro de cada estirpe familiar. Junto con la acupuntura se puede usar el masaje Tui Na (golpeteos, fricciones, amansamientos y manipulaciones), la fitoterapia (plantas de uso tradicional), la moxibustión (utiliza puros de artemisa para calentar-tonificar puntos de acupuntura) o formas más modernas para activar la energía como como una luz láser o los stiper (cuarzo micronizado) que constituyen un buen complemento o sustituto de las agujas para aquellas personas que no las toleran.

Vinculada a la acupuntura también tenemos otros microsistemas, como la auriculoterapia (en el pabellón auditivo está representado todo el organismo) o la craneopuntura (basada en la acción sobre el cuerpo de puntos craneales) .

Podemos concluir que la acupuntura, es un sistema altamente complejo y eficaz, con diferentes técnicas para restaurar la salud y el bienestar del individuo.

Métodos de la acupuntura

Supongamos un paciente con un dolor en el codo, veremos en qué parte del codo tiene el dolor y qué meridianos tiene afectados, desde el punto de vista de la Acupuntura y una vez diagnosticados buscaremos que canales pueden equilibrar esos meridianos afectados, desde qué zona a distancia vamos a tratarlo y que puntos elegimos para ello, el resultado suele ser tan rápido que es muy  frecuente que el paciente diga ¡no me lo puedo creer!, ¡esto no es posible!.

Pero sí es posible que se note la MEJORÍA  EN SEGUNDOS, en este ejemplo si el dolor es de reciente aparición con un mínimo de sesiones, incluso con una sola será suficiente; si el dolor es crónico tendríamos que hacer un número mayor de sesiones, para estabilizar el resultado, con cada sesión la duración de la mejoría será más duradera e irá disminuyendo la sintomatología, llegando a la curación en muchos de los caso o cuando menos a una mejoría notable, con mejor calidad de vida.

Otro ejemplo, un paciente con problemas digestivos, veremos que meridianos tiene afectados, cuando y como aparece su sintomatología, sus antecedentes, los órganos y vísceras afectados los diagnósticos médicos y con ello veremos qué elementos y meridianos tiene implicados y cómo podemos reequilibrar al paciente.

HOMEOPATÍA

La homeopatía es una medicina desarrollada hace más de 250 años por el médico alemán Samuel Hahnemann (1755-1843), cuyo principio fundamental es la Ley de Similitud (Lo similar cura lo similar).

Esta premisa significa que aquellas sustancias que administradas a un individuo sano le producen unos síntomas, si se administran en dosis infinitesimales a un individuo enfermo con los mismos síntomas, éstos se curan. Estas dosis infinitesimales son suficientes para dar un estímulo a las vías de auto-curación del organismo.

Ya desde Paracelso se sabe que cuando hay un desequilibrio en el organismo éste desencadena una respuesta a la que llamamos síntoma, reflejo de un intento de adaptación bio-psico-energético del individuo, con la homeopatía podemos contribuir a recuperar el equilibrio funcional y restablecer la salud.