Saltar al contenido

LA CARBOXITERAPIA

 

Qué es la carboxiterapia

La Carboxiterapia es una técnica para combatir la celulitis, grasa localizada y flacidez corporal y facial

Es un método mínimamente invasivo que consiste en la aplicación de dióxido de carbono (CO2) por vía subcutánea o transdérmica mediante pequeñas infiltraciones con aguja muy fina.

Produce vasodilatación, mejora el intercambio gaseoso, aumenta el oxígeno en los tejidos y mejora la microcirculación. También tiene un efecto lipolítico, actuando sobre los receptores B adrenérgicos.

 

Indicaciones

Muchos son sus usos, como los que tenemos a continuación. 

Corporal

  • Celulitis
  • Adiposidades localizadas.
  • Postliposucción.
  • Flacidez corporal(brazos, cara interna de muslos, glúteos y abdomen)
  • Estrías
  • Cicatrices

Facial

  • Flacidez facial (óvalo facial).
  • Ojeras
  • Rejuvenecimiento facial, escote y manos.

 

Capilar

  • Alopecia no androgénica.

 

Mejora de síntomas en algunas algunas enfermedades

  • Insuficiencia venosa.
  • Psoriasis
  • Úlceras vasculares.
  • Artropatías.

 

Efectos beneficiosos

Muchos son sus efectos beneficiosos como: 

  1. Mejora la circulación local y perfusión de los tejidos.

2. Estimula la formación de fibras de colágeno y elastina con el aumento del grosor de la piel.

3. Aumenta el tono y elasticidad de la piel.

4. Mejora el aspecto y textura de la piel con celulitis.

5. Reduce la flacidez de la piel facial y corporal.

6. Y no podemos olvidar que también baja  medidas.

 

Contraindicaciones

Las contraindicaciones para poder utilizar esta técnica son las siguientes: 

  • Insuficiencia hepática, respiratoria, cardiaca y renal.
  • Diabetes mal controlada.
  • Cáncer.
  • Epilepsia
  • Asma mal controlado.
  • Embarazo o lactancia.
  • Infección activa en el área a tratar.

 

Efectos secundarios

Algunos efectos secundarios que puede tener son: 

  • Sensación de ardor y leve enrojecimiento en la zona inyectada.
  • Posibilidad de hematomas, aunque es poco frecuente.

 

Medidas a seguir tras la aplicación de carboxiterapia

No debemos olvidar tras su uso seguir estas pautas: 

  • Aumentar la ingesta de agua en las horas siguientes al tratamiento.
  • No realizar ejercicio aeróbico intenso ese día.
  • No acudir a piscinas y saunas en 24h.
  • Incorporación a la vida laboral y social inmediata.

 

Número de sesiones y frecuencia

Se realizan 1 ó 2 sesiones por semana. En cualquier caso, el número de sesiones depende del proceso a tratar, mínimo entre 5-10 sesiones

 

Combinación con otras técnicas

Combinada con otras técnicas incrementa sus resultados, algunas de ellas son: 

  • Radiofrecuencia
  • Presoterapia.
  • Drenaje linfático.
  • Complementa otros tratamientos faciales como botox, rellenos de ácido hialurónico, rellenos con formadores de colágeno, mesoterapia con vitaminas.

 

Como consecuencia de todas estas aplicaciones, podemos decir que la carboxiterapia resulta una técnica muy completa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.