Acupuntura y resultado en segundos

Acupuntura y resultado en segundos

La Acupuntura es una técnica muy poderosa en el tratamiento de todo tipo de enfermedades que concibe al hombre como un todo. Bajo esta concepción del individuo cualquier parte del cuerpo puede tratarse desde cualquier zona, hay que diagnosticar en que canal se manifiesta  la alteración y elegir la zona y los puntos a utilizar para movilizar la energía retenida

Pongamos un paciente con un dolor en el codo, veremos en qué parte del codo tiene el dolor (anterior, posterior, lateral,…) veremos qué meridianos tiene afectados, desde el punto de vista de la Acupuntura y una vez diagnosticados buscaremos que canales pueden equilibrar esos meridianos afectados, desde qué zona a distancia vamos a tratarlo y que puntos elegimos para ello, en este ejemplo si el dolor es de reciente aparición con un mínimo de sesiones, incluso con una sola será suficiente; si el dolor es de larga duración tendríamos que hacer un número mayor de sesiones, para estabilizar el resultado, pero igualmente la mejoría del dolor se notaría desde el primer momento. El resultado suele ser  tan rápido, que es muy  frecuente que el paciente diga: ¡no me lo puedo creer!, ¡esto no es posible!, pero sí es posible que se note la mejoría  en segundos, la duración de esa mejoría depende de la cronicidad del caso y de la capacidad de respuesta del paciente y de su colaboración en el proceso de su curación, con cada sesión la duración de la mejoría será más duradera, llegando a la curación en muchos de los caso o cuando menos a una mejor calidad de vida.

Esto es aplicable a cualquier enfermedad, aguda o crónica, la Acupuntura puede ayudar al 90% de los pacientes, salvo para patologías que requieran una intervención quirúrgica (obviamente, ante una apendicitis o una fractura ósea, sólo con la Acupuntura no se va a solucionar el problema, en estos casos se puede usar como una ayuda para una rápida recuperación).

A modo de ejemplo, si por alguna circunstancia se altera el flujo de“Qi” y de “Xue” esto provocará una alteración en el cuerpo y para tratarla habrá que “desatascar” los canales, cuanto más reciente sea la alteración más rápida será la recuperación, pero por lo general, la mejoría de los síntomas se nota en segundos

, a los idiomas occidentales se han traducido estas dos palabras como sangre y energía, dando lugar a malas interpretaciones, máxime cuando los “canales” tampoco corresponden a ninguna estructura (vasos, nervios,…) reconocida por la medicina occidental.

, en el que todo está relacionado con todo. Según el concepto oriental  el  “Qi” y el “Xue” circula por los canales o meridianos que recorren todo el cuerpo

 

Ana Mª Salas Labayen

nº colegiado 47475

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Alcalá de Henares.

Postgrado de Especialista en Acupuntura y Moxibustión por la Universidad de Heilongjiang (R.P. China).

Diplomada en Terapéutica Homeopática por el C.E.D.H (Francia).

Category : Artículos Posted on febrero 26, 2020

Comments are closed.