LA PRIMAVERA Y LAS EMOCIONES

 

La primavera es una de las estaciones del año que más cambios produce en el
estado de ánimo. Esto es debido al mayor número de horas de luz y a un
incremento de la temperatura. Estos fenómenos hacen que se liberen mayor
cantidad de hormonas y neurotransmisores que alteran nuestras emociones. Pero
como veremos más adelante, no sucede en todas las personas por igual.

Por un lado. hay un incremento del estado de ánimo; las personas están más
activas, positivas, con más ganas de realizar actividades, de estar más tiempo en
la calle, alegres. sociables .. ” estos cambios encajarían con el conocido refrán “la
primavera
, la sangre altera.

La primavera favorece la liberación de serotonina, dopamína, oxltocina o
noradrenalina. Estas sustancias están relacionadas con la felicidad y el alivio del
estrés.

Por otro lado, algunas personas sufren la llamada astenia primaveral o depresión
primaveral
cuyos síntomas más comunes son cansancio, fatiga, dificultad de
concentración, irritabilidad, falta de apetito, trastornos del sueño, dolor de cabeza,
tristeza y desmotivación.

Este episodio no suele durar más de dos semanas, si se alargara más en el tiempo
pueden aparecer pensamientos negativos recurrentes que pueden originar una
tristeza más grave. Éste puede ser un buen momento para asistir a psicoterapia y
cambiar determinados esquemas mentales que generan emociones negativas.

La ansiedad y la primavera

Quiero hacer un especial hincapié en las personas que tienen tendencia a la
ansiedad ya que pueden detectar un incremento de la misma durante la primavera.
Determinados síntomas pueden ser interpretados de una forma errónea. Por
ejemplo: el cansancio puede ir acompañado de taqulcardia y ésta puede ser
interpretada como que el corazón no funciona bien. A raíz de esta interpretación
catastrofista se empíeza a desarrollar ansiedad entrando en un círculo vicioso.

Aquí es muy importante plantearse ayuda profesional para evitar sufrir los
denominados ataques de pánico

Sea cual sea la forma en que la primavera repercute en nuestro estado de ánimo lo
importante es saber gestionarlo realizando actividades al aire libre como caminar.
hacer deporte, dormir entre 7 u 8 horas diarias, llevar una dieta equilibrada y
controlar los pensamientos negativos.

 

Eva Fernandez

Psicóloga nº colegiado: M-11078

 

Category : Artículos Posted on abril 20, 2017

Comments are closed.