Método PILATES

Es un sistema de entrenamiento físico y mental que fue creado a principios del siglo XX por el alemán Joseph Pilates, quien combinó su conocimiento en distintas especialidades (como gimnasia, traumatología, ballet y yoga), con el trabajo en el control mental, la respiración y la relajación. No se basa en el esfuerzo físico ni en la quema de grasas a cualquier precio sino que es un método que apuesta por un nuevo enfoque de la actividad física, donde prima la REEDUCACIÓN POSTURAL y una apertura a las prácticas CUERPO Y MENTE.
Actualmente, se practica en todo el mundo. Su fama creció aún más cuando varias celebridades comentaron que incluían este tipo de entrenamiento en sus rutinas. Por ejemplo, Sarah Jessica Parker, Jennifer Aniston, Uma Thurman, Liz Hurley, Jodie Foster, Madonna , Sharon Stone o Juliette Binoche .
Principios de Pilates
·         Centralización:Es un nombre metafórico para describir la base del método Pilates. También conocido como “Mansión del poder”, describe el importante grupo formado por los  músculos abdominales, lumbares, de las caderas y la región de las nalgas. Estos grupos musculares forman la base del método y son los implicados en el inicio y desarrollo de la totalidad de los movimientos. Además, desarrollar estas regiones protege la columna vertebral durante el transcurso de los ejercicios.
·         Concentración:Principio básico para un buen transito del cuerpo y la mente durante la práctica de cada ejercicio. Estar totalmente mentalizados nos hará trabajar mejor creando una disciplina. También se le conoce al “Método Pilates” como “Yoga Occidental”.
·         Control:Es fundamental mantener el control de la mente y de todos nuestros músculos sin hacer movimientos bruscos que puedan ocasionar alguna lesión en nuestro cuerpo. Esto solo se consigue con la práctica.
·         Precisión:Consiste en ejercitar el cuerpo con movimientos cadenciosos, con la precisión que se adquiere con la práctica. El método Pilates tiene un por qué en cada movimiento, y hacerlo de forma correcta ayudará en gran medida a que ese “por qué” tenga los efectos que debe tener tras cada ejercicio.
·         Fluidez:El método Pilates tiene que seguirse con movimientos fluidos, de la  forma más natural posible: ni muy rápidos, ni muy lentos. Este equilibrio también consigue con la práctica.
·         Respiración:Uno de los factores más importantes en este listado de los principio del método de Pilates es saber “respirar”, saber oxigenar nuestro cuerpo (limpiar nuestro torrente sanguíneo) En cuanto a los ejercicios, la debida respiración aportará resistencia. Una buena respiración durante la práctica de Pilates será beneficiosa para la columna vertebral y las extremidades, tanto superiores como inferiores.
¿Cuáles son las ventajas y beneficios del método Pilates?
Esta disciplina apunta a estabilizar los músculos centrales, con especial hincapié en la respiración y en la alineación de la columna. Estos ejercicios se efectúan lenta y suavemente y de manera muy controlada. Por eso, muchas veces se recomiendan como terapia de rehabilitación, para prevenir el dolor de espalda o para personas con lesiones preexistentes.
Personas de todas las edades y niveles de capacidad pueden practicar este ejercicio, ya que “reeduca” al cuerpo y permite eliminar hábitos posturales. En este sentido, influye positivamente en la mayoría de los dolores de espalda, hombros y cadera. Oxigena y mejora la flexibilidad muscular, como así también la movilidad de las articulaciones.
Además, este método proporciona mayor coordinación y equilibrio, ya que una de sus propósitos principales es trabajar en la relajación del cuerpo y la mente. A través del control de la respiración y de ejercicios que promueven el descanso mental, la práctica del método Pilates reduce la incidencia del estrés y sus enfermedades relacionadas.
Así, uno de los grandes beneficios del Pilates es acercarse hacia una mayor conciencia del propio cuerpo, de los músculos y articulaciones. Como sabéis, el ejercicio físico equilibra nuestro estado de salud gracias a sus efectos psicológicos y fisiológicos:
1.     a) “Distracción psicológica” al focalizar los pensamientos, las sensaciones y la atención-concentración en la actividad motriz que estás realizando y no en las dificultades, problemas y conflictos personales.
2.     b) Placer (dopamina)
3.     c) Sedación y reducción del dolor (endorfinas)
4.     d) Preparación al ejercicio (adrenalina)

 

Ana María Carrasco Arenal

Fisioterapeuta col nº6361

Osteópata en formación por la FBEO

Instructora  Método Pilates y  Método Hipopresivo

Category : Artículos Posted on noviembre 24, 2016

Comments are closed.